miércoles, 13 de enero de 2010

Pedro Gil Pallarés

QUE DESCANSES EN PAZ QUERIDÍSIMO AMIGO!
Ha sido sorprendente y repentina tu ida y nos has dejado muy dolidos. Te recordaremos siempre con mucho cariño y agradecemos tu presencia en nuestra vida que tantas cosas nos ha aportado. Muchas gracias por todo!

2 comentarios:

yol dijo...

No puedo creerlo.
Le doy vueltas mil y una veces y sigo sin comprender y sin creer...
Me dio la noticia mi padre, que tomabais café juntos muchos domingos porque para ti no había edades.
Desde mi impotencia más absoluta, con el recuerdo de nuestras chácharas, te recordaré.

Anónimo dijo...

mmmmmmmmmmmmm